domingo, 1 de noviembre de 2015

CERRAMIENTOS ZARAGOZA

Imagínese a usted mismo leyendo un buen libro o viendo una buena película una tarde lluviosa de otoño o invierno en una habitación acristalada. Esta imagen idílica puede convertirse en realidad si se decide a cerrar su terraza y convertirla en un espacio más habitable.
Con frecuencia, pisos, casas o apartamentos ganarían un plus de funcionalidad si las terrazas que suelen tener se cerraran y convirtieran en una habitación más. Seamos sinceros, la mayoría de nosotros no sale con mucha frecuencia a su terraza o tiene terrazas muy pequeñas, y, con el tamaño que tienen algunos pisos hoy en día, unos metros cuadrados más no le vendrían nada mal. Además, piense que ese pequeño balcón que tiene y que le es imposible usar para nada podría ser reciclado como armario, despensa o alacena.
Optar por cerrar su terraza es una gran opción y que tiene infinitas posibilidades, empezando por los diferentes tipos de espacios que puede crear. Si se decanta por un cerramiento de aluminio, obtendrá un lugar perfecto para almacenar todo aquello que ahora no tiene sitio y ronda por su casa y si lo que prefiere es utilizar ese nuevo espacio para hacer vida diaria, cerrarlo mediante un acristalamiento le proporcionará una estancia única y con una apariencia muy especial que podrá convertirse en su sala de estar.  Lo mismo puede hacerse con su porche si tiene una casa con jardín y desea darle uso a esa parte también en invierno.
Otra opción, si quiere seguir disfrutando del aire libre pero desea potenciar el uso que hace de su terraza es instalar un toldo. Hoy día los hay de todo tipo de materiales y tamaños y se adaptarán perfectamente a sus necesidades. Le protegerán del calor y también le darán un plus de intimidad. Entre las opciones más utilizadas se encuentran: los toldos de capota, los toldos de cofre (perfectos para jardines y apenas necesitan mantenimiento), los de punto recto, los extensibles, los verticales… Cualquiera de estos puede ser fijo o  móvil, según se lo especifique al instalador y, hoy en día, también cuentan con el plus de que pueden ser automáticos.

Y si lo que necesita son ventanas, los profesionales especializados en el cerramiento de estancias también pueden ayudarle, ya que ofrecen servicios relacionados con la carpintería del aluminio y el PVC. Puede decantarse por cualquiera de los dos materiales según sus necesidades: el aluminio es más resistente en el tiempo y el PVC mantendrá mejor la temperatura de su hogar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario