domingo, 1 de noviembre de 2015

CERRAMIENTOS MÁLAGA

Una tarde de invierno frente a un buen libro, con un café y unas vistas espectaculares de su ciudad o pueblo mientras llueve es posible, si cierra su terraza. Sea sincero, ¿cuándo fue la última vez que la utilizo? probablemente hace bastante y es que muy pocos de nosotros le damos uso a esa parte de nuestra casa que estaría mucho más aprovechada de otra manera. Si cerramos nuestra terraza ganaremos un espacio extra en nuestro hogar, más metros cuadrados que utilizar como otra habitación o como lugar de almacenamiento. Hay terrazas que son demasiado pequeñas como para ser habitables pero que si se cierran pueden hacer la función de armario extra, que nunca viene mal para almacenar trastos. Pero si lo que tiene es una terraza grande puede convertirla en otra estancia más de su hogar realmente habitable y acogedora. Dependiendo de los planes que tenga para ella puede optar por  distintos tipos de cerramiento para los que podrá asesorarle un profesional. Los más representativos son el acristalamiento y el aluminio. Un cerramiento de cristal es el más indicado si quiere darle a su terraza un aire de invernadero urbano para poder disfrutar de las vistas en todo su esplendor y poder hacer de ella una salita de estar. El aluminio por su parte es ideal para aislar la terraza de forma económica y crear un espacio de almacenamiento. También puede optar por poner estructuras temporales si no está seguro de querer cerrar definitivamente su terraza todo el año pero en invierno quiere darle uso
Por eso es importante que contrate especialistas en cerramientos  que puedan asesorarle correctamente de que es lo que su hogar requiere. Además solo los profesionales podrán darle garantías de un trabajo bien hecho y de que su terraza cerrada estará correctamente aislada de las inclemencias del tiempo.

Pero si lo que quiere es no ya darle otro uso a su terraza pero no cerrarla, también hay una opción: los toldos. Un toldo puede ayudarle a dotar a su porche de un plus de privacidad y protegerle del sol para que se sienta más cómodo usándolo en su día a día. Hay muchos tipos diferentes que se adaptarán exactamente a sus necesidades. Los hay de todas las formas, motorizados para quienes les guste la comodidad de las nuevas tecnologías o  también toldos manuales para aquellos que se decanten por algo más tradicional. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario